Yan Lianke y la oscuridad del hambre

(Mi primer artículo en la web FronteraD)

yan-lianke-5

Cuando no quede grano ni harina, cuando estés tan débil que no puedas lanzar una piedra y matar y engullir un pájaro, cuando los hombres empiecen a pensar en devorar los cadáveres de sus hermanos, ve al olmo, rompe su corteza y cocina sopa. Sé cuidadoso, los hombres que erraban de árbol morían rápido. El niño Yan Lianke (Henan, 1958) escuchaba a su madre, campesina, que había aprendido a sobrevivir a la hambruna justo cuando él nació. Vivió los años de la mayor catástrofe planificada del siglo XX, el llamado Gran Salto Adelante. Años más tarde, el niño sería escritor, y le atraería lo oscuro de la existencia, algo de lo que iba sobrada la historia de China. Recordó a su madre y la corteza del olmo, y decidió escribir una novela sobre la desesperación y la locura del hambre.

En Los cuatro libros (Galaxia Gutenberg, 2016), Yan Lianke relata los años de la Gran Hambruna que asoló China de 1958 a 1961, pero la historia empieza un par de años atrás. En 1956, el líder chino Mao Zedong lanzó la Campaña de las Cien Flores, en la que pidió a los intelectuales que expusieran sin temor sus críticas y propuestas sobre el desarrollo del país. Multitud de letrados se lanzaron a este espacio de libertad hasta que, un año después, el mismo Mao lanzó una nueva campaña, esta vez contra los reaccionarios que querían derribar el sistema comunista. El objetivo eran los intelectuales que habían optado por criticar al Partido, que fueron tachados de enemigos de la revolución y enviados a campos de concentración para ser reeducados en los valores proletarios. Algunos creen que Mao cortó la Campaña de las Cien Flores porque creía que las críticas habían llegado demasiado lejos. Otros temen que, simplemente, fue una ingeniosa táctica para atraer a las serpientes fuera de la madriguera y así poderles cortar la cabeza. Los cuatro libros transcurre en uno de estos campos de concentración para intelectuales…

(Sigue leyendo)