Soria

Tres días en Soria. Por aquí salía a pasear por las mañanas, cuando el sol no había subido demasiado y todavía había escarcha en la hierba. Un ermitaño con Twitter.

wp-image-2130474385jpg.jpg

Fascinación por los árboles copiosos y dorados.

wp-image-109839703jpg.jpg

Las cicatrices del terreno, de las que supuran árboles.

wp-image-1473572466jpg.jpg

El castillo de Gormaz, entre los campos. Hace unos años, en Chile, conocí a una chica que se apellidaba así. Lo recuerdo y me hace gracia; la gente se pierde por el mundo.

wp-image-1139604978jpg.jpg

La geografía me incita a pensar -y seguramente será una estupidez- que en estos campos sólo puede crecer la espiritualidad y la muerte.

wp-image-2038761776jpg.jpg

Una puerta árabe. Aquí, hace ya muchos años, hubo muerte. Todo es extensión y terreno, campo de batalla.

wp-image-1048485679jpg.jpg

Sólo hay dos arcos, y más que suficiente.

wp-image-1372528747jpg.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s