La foto de la vergüenza

1407569190_homeMiro y vuelvo a mirar esta foto. Micrófonos de TVE, Antena 3, TV3. Pujol, en su postura habitual, chulo, dominando el gallinero. Periodistas de verano, riendo, miradas cómplices. Como si no hubiera habido carta. Como si las declaraciones de Pujol no hubieran existido. Las mismas sonrisas se mantienen.

Algunos dirán que el problema es la actitud de Pujol, invariable ante los hechos, sin rebajas ni humildad, de indicación corleoniana. Otros, las risas de las periodistas ante la figura corrupta, el abuelo cebolleta que les dice cuándo pueden y cuándo no meter el micrófono ante su boca. Y sus risas, su obediencia infantil y nerviosa ante la regañina de Papa Pujol.

Yo veo un problema más grave: que Pujol siempre ha mandado en el gallinero y ninguna gallina (quizá alguna, lanzando algunos gritos desde el gallinero vecino) se ha atrevido a darle un fuerte picotazo en el culo cuando se comía el grano ajeno. El problema son esas risas, de chiringuito, caña y bravas, que han acompañado a Pujol durante ese largo verano de 34 años. El problema es esa mueca en la cara de las periodistas, con un tufo de cicatriz infectada. El temor al ostracismo periodístico, político y social por plantarse delante del Molt Honorable con cara de malas pulgas y hacerle la pregunta que “no toca”. Y ante la negativa refunfuñadora y soberbia de Pujol, ante la mirada desaprobadora e incluso enfadada de los compañeros que sujetan el micrófono al lado, volver a repetir la pregunta con el ceño fruncido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s